El reformista y el político by Miguel Aponte

MasticadoresFocus- Editores: Carlos Usín Lacarcel, Santiago Acuña, j re crivello

La diferencia entre el reformista y el político estriba en que el primero nunca tiene idea de la totalidad que enfrenta, cree que su deber es complacer los “estudios y encuestas” de opinión y termina haciendo lo que le hacen creer que cree su electorado, sintiéndose eximido de tener una visión integral de país y un proyecto definido que proponer sin ambigüedad. Estamos frente a una invasión indebida de la racionalidad mercantil en el ámbito de la política que terminó sustituyendo la acción política genuina por el arribismo.

Las consecuencias son múltiples y muy perjudiciales para la política, la economía y la sociedad; el destino de esta degradación es el “todo vale” y -al final- la muerte de la democracia representativa, por su propia culpa. A esto nos ha traído la idea suicida de que el ciudadano debe retirarse a sus “asuntos privados” mientras unos supuestos profesionales y especialistas de…

Ver la entrada original 309 palabras más